Aceites Esenciales

Aceites Esenciales

Aceites esenciales
Propiedades de los aceites esenciales por Andrew Ewan
La aromaterapia es la cura de enfermedades y el desarrollo del potencial humano mediante el uso de aceites esenciales , extraídos de manera que les permita conservar sus características y propiedades.

Nuestros Aceites Esenciales son extraídos de manera que les permita conservar sus características y propiedades naturales, para un mejor y pacentero disfrute.

Durante milenios, las esencias se han explotado por sus propiedades antisépticas, desde el momento en que contrarrestan el desarrollo de gérmenes y los matan. Su poder antiséptico es generalizado incluso con composiciones químicas muy diferentes, y se manifiesta tanto en presencia de sus vapores, como por contacto directo, aunque de forma muy diluida. Las esencias que tienen más poder bactericida en estado vapor están en orden decreciente: limón, tomillo, naranja, bergamota, enebro, clavo, citronela, lavanda, menta, romero, sándalo y eucalipto.

Por contacto directo el orden es ligeramente diferente: tomillo, limón, enebro, menta, naranja, citronela, lavanda, romero, bergamota, eucalipto y sándalo.

De estos resultados se deduce que la práctica de la nebulización (aerosol) en las habitaciones de los pacientes y en los lugares públicos (residencias, hospitales o colegios) es de gran utilidad como acción terapéutica y preventiva. En la antigüedad, sin conocer los datos experimentales, utilizaban los vapores de las esencias para combatir las epidemias.

Del mismo modo, en los países cálidos, donde existe un alto riesgo de infecciones intestinales, la cocina típica incluye una variedad de especias como la canela, el comino, el clavo o el tomillo. El poder antiséptico de las esencias es de gran valor porque también se asocia a una seguridad con respecto a los tejidos sanos.

Además, las esencias están dotadas de capacidad antitóxica, es decir, inhibición de productos que deterioran las células: en llagas infectadas se unen a las toxinas y las inhiben, no para tapar el olor desagradable, sino para prevenir procesos de descomposición . No es casualidad que en la antigüedad se utilizaran esencias para procesos de embalsamamiento de cuerpos.

También se ha comprobado que el poder antiséptico de las especias no disminuye con el tiempo. El organismo no se “acostumbra” a las especias, pero estas son cada vez más eficaces ya que refuerzan las defensas orgánicas. Las propiedades antisépticas de las esencias se completan con su poder curativo ya que estimulan la regeneración celular.

Las soluciones acuosas de aceites esenciales, especialmente de la familia de los labiados (lavanda, salvia, romero y tomillo) , facilitan los procesos de reparación de tejidos, también estimulan la cicatrización de llagas y úlceras cutáneas y previenen la infección bacteriana.

Las propiedades antifrásticas ( tomillo, geranio y laurel) se manifiestan en la práctica de una forma muy útil: ahuyentan insectos, polillas y mosquitos. También son evidentes en el tratamiento de la pediculosis y la sarna.

En las esencias se pueden encontrar propiedades antitóxicas y antiveneno que contribuyen a neutralizar el veneno de abejas, avispas y arañas (por ejemplo, lavanda y geranio). Los cazadores solían frotar el hocico de los perros con lavanda en el lugar de la mordedura de la víbora para inhibir el veneno.

Muchas esencias tienen capacidades antirreumáticas y antineurálgicas (por ejemplo, romero y manzanilla) , útiles en el tratamiento de afecciones articulares dolorosas (artrosis, gota …). Estos actúan incluso si se aplican localmente, mediante cataplasmas o masajes, gracias a su gran capacidad para extender la piel a tejidos profundos.

La mayoría de las esencias (por ejemplo, pino, geranio , albahaca, ajedrea y romero) son estimulantes y vigorizantes para las glándulas endocrinas y la corteza suprarrenal, responsables de la capacidad de resistir el estrés.

Muchos de ellos tienen propiedades estimulantes del aparato genital y de la sexualidad (por ejemplo, jazmín, azahar y pachulí, aceite Boost como lubricante natural ).

Además, muchas esencias (por ejemplo, lavanda, mejorana, verbena y toronjil) tienen actividad antiespasmódica, lo que permite el tratamiento de trastornos de espasmo visceral como cólicos, intestino irritable, hipo y calambres hepáticos o renales.

Algunas esencias (como la salvia, el ciprés, la verbena o el hinojo) tienen propiedades hormonales y ejercen una acción reguladora sobre las glándulas endocrinas. La esencia del ciprés actúa sobre los ovarios, y el pino y la albahaca en la corteza suprarrenal.

Trataremos en este blog cada uno de los efectos específicos de los aceites esenciales, ya que cada uno tiene aplicaciones específicas.

¿Se pueden ingerir los aceites esenciales?
Si respondemos la pregunta de manera absoluta, deberíamos decir que sí . Toque de sinergia Los aceites esenciales se pueden ingerir. Sin embargo, es necesario saber cuáles porque algunas de las plantas en sí son tóxicas las que nunca se pueden consumir solo disfrutan del fragante debemos aclarar la afirmación, ya que las esencias naturales son sustancias muy potentes que se utilizan siguiendo indicaciones muy precisas. Las vías de aplicación son fundamentalmente dos: la vía interna, es decir , ingestión oral, y la vía externa, mediante absorción epidérmica, inhalación, baños, etc.

En este artículo vamos a tratar la vía interna (oral) y las precauciones a tomar siempre que se administre de esta forma.

Lo primero a destacar es que no se aconseja la ingestión oral sin control médico ya que el contacto de las esencias con las delicadas mucosas digestivas puede resultar irritante; Además, las dosis deben administrarse con cuidado para evitar el riesgo de intoxicación aguda y crónica. La dosis de las esencias internamente es, en promedio, de 3 gotas por dosis, con un máximo diario que oscila entre las 5 y las 20 gotas, dependiendo de las dosis utilizadas. Debe tomarlos antes o durante las comidas.

La ingestión por vía oral es una opción que solo debe tenerse en cuenta cuando sea necesario, es decir, si se requiere una adecuada curación de determinadas enfermedades. Por otro lado, la estimulación energética y vitalización del cuerpo se obtendrá aplicando los aceites de forma externa, mediante baños, fricciones y masajes, con difusión en el aire y con estimulación olfativa, modalidades que también resultan muy efectivas.

Los aceites esenciales se administrarán por vía oral siempre teniendo en cuenta las siguientes reglas:

Con el conocimiento de la materia y de forma consciente manera: que es preferible confiar en una asistencia sanitaria complementaria profesional o médico o p rofesional familiar en la aromaterapia, porque hay algunas sustancias que pueden ser tóxicas si se administran o ingeridos de forma incorrecta, además de que puede ser contraindicaciones para el uso de algunas esencias para algunas personas, etc .. .
Debemos huir del tema que dice que un remedio natural no puede causar daño. Los venenos más potentes son los derivados vegetales. Debemos acercarnos al fascinante mundo de las curas naturales con interés, respeto y amor, pero también con la prudencia necesaria.
Respete las dosis correctas : las dosis medias son de 1 a 3 gotas mezcladas con una cucharada de miel virgen entera para que se disuelva lentamente en la boca. Esta es la mejor forma de asimilar los aceites esenciales. Para esencias particularmente fuertes, después de disolverlas en una cucharadita de miel, diluirlas en un dedo de agua tibia.
Otra forma es poner entre 1 y 3 gotas en un vaso de agua tibia o infusión (verter las gotas inmediatamente antes de beber para evitar la evaporación), o poner de 1 a 3 gotas en el dorso de la mano (mejor si se colocan en el cavidad ubicada en la base del pulgar, área que corresponde en acupuntura a un importante punto energético ubicado a lo largo de un meridiano). Esta modalidad, es decir, la toma de aceites esenciales en estado puro se utilizará exclusivamente con aceites menos delicados y menos potentes. Pero al consumir especias en la comida como la vainilla por un toque de sinergia, puede disfrutar mucho de ella, debido al conocimiento que le pida al profesional de la salud complementaria

La dosis promedio es de 1 a 3 gotas por cada dosis, que se repetirá de 2 a 5 veces al día. El período de curación es de alrededor de 3 semanas, para el mismo aceite o mezcla de aceites. Los ciclos se pueden renovar, después de un intervalo de 7 a 10 días, cambiando el aceite o mezclando.
Y finalmente, solo cuando sea estrictamente necesario: como ya hemos dicho, solo en la cura adecuada de determinadas enfermedades.

Formas de utilizar los aceites esenciales por medios externos

De las diversas formas de aplicación de los aceites esenciales, se prefieren las que son de forma externa por su mayor facilidad de aplicación y seguridad. Además, con aplicación local, las esencias penetran inmediatamente a través de la piel y actúan directamente sobre los órganos que se encuentran debajo de ella, sin sobrecargar innecesariamente los órganos internos, como el hígado y las mucosas digestivas, como ocurre cuando las Esencias se toman por vía oral. Sin embargo, no exceda las 10 gotas diarias.

Masaje
Los aceites esenciales puros son sustancias concentradas y poderosas. Para el masaje se añaden las esencias -una o varias-, antes de entrar en contacto con la piel, a un aceite básico que, actuando como vehículo, diluye las esencias para evitar reacciones cutáneas y fenómenos irritantes, y permite el correcto deslizamiento a masaje.

Una precisión importante que se debe tener en cuenta es que son exprimidos en frío, ya que no deben contener residuos de solventes, derivados del proceso de refinado y presión, que destruyen las vitaminas liposolubles como la vitamina E y F. Los aceites no se recomiendan . de origen mineral para masajes, como la vaselina, que tiene poca afinidad con la piel y tiende a tapar los poros. Los aceites base utilizados deben tener una alta afinidad con la piel. Por tanto, se recomiendan aceites vegetales como el germen de trigo, almendra dulce, avellana, girasol, sésamo, oliva, semilla de uva, maíz, soja o aceite de cacahuete.

Entre los aceites mencionados anteriormente, las semillas de uva y las semillas de girasol son particularmente ligeras y, por lo tanto, más fáciles de esparcir por el cuerpo. Los aceites de germen de trigo, oliva o almendras dulces son más viscosos y, por tanto, más adecuados para el tratamiento de la piel seca.

Los porcentajes de disolución son los siguientes: el contenido de aceite esencial de una mezcla debe oscilar entre el 1 y el 3%, según el tipo de problema. Los problemas físicos en general requieren una mayor concentración que los estados de naturaleza emocional y nerviosa. Esto es comprensible si se piensa que el cuerpo material está compuesto por una sustancia “más pesada” y por lo tanto requiere un tipo de intervención en el campo físico-material, es decir, con más moléculas de esencia. Cuando la intervención tiene lugar en la psique, es una energía más sutil en la que se trabaja no solo en la materia sino en la información y, por tanto, con una cantidad muy baja se puede obtener un efecto muy fuerte.

Veamos en la práctica cómo proceder con la disolución. El 1 o 3% se traduce en estas proporciones: por una cucharada de aceite básico (equivalente a unas 100 gotas), debemos agregar de 1 a 3 gotas de esencia. Para un masaje global de todo el cuerpo, la concentración de esencia será la indicada anteriormente. Para intervenciones en puntos más precisos, el número de gotas por cucharada puede ser mayor, como se indica en casos específicos.

La temperatura ambiente del lugar donde se realizará el masaje debe ser agradable, no menor a 25 ° C; La mano de la persona que realiza el masaje debe estar caliente y el aceite se calentará con el calor de la mano antes de aplicarlo en el cuerpo. Ten en cuenta que cuanto mayor es el calor de la piel, mayor es la dilatación y, con ello, mayor la absorción de la esencia. Esto se puede favorecer con un baño caliente antes de proceder al masaje.

Bañera
Para un baño aromático, la temperatura del agua debe ser alta, pero no excesiva. Las esencias se añadirán inmediatamente antes de entrar en la bañera, para aprovechar al máximo el efecto que produce la evaporación de los componentes volátiles. Se agregan 4 o 5 gotas de la esencia elegida; Si es una combinación, no exceda las 8 gotas. La duración del baño será de unos 10 minutos.

Ducha
Se vierten de 3 a 4 gotas de esencia en el guante de espuma húmedo y se frota el cuerpo.

Compresas y tiritas
En una taza de agua fría o caliente, según las necesidades, se vierten de 5 a 8 gotas de esencia. Se sumerge una gasa en agua, se escurre suavemente y se aplica en la zona afectada. Se utilizará agua caliente para los dolores musculares y agua fría para los esguinces, esguinces, fiebre o dolores de cabeza. La compresa se renovará cuando se caliente o se enfríe. Las almohadillas de esencias pueden aliviar el dolor, la distorsión o la hinchazón.

Evaporación

Se vierten de 3 a 4 gotas de esencia en un difusor de esencias, formado por una fuente de calor (lámpara o vela) sobre la que hay un recipiente de vidrio con un poco de agua. Con la acción del calor, el agua se evapora y la esencia se volatiliza. La esencia no debe verterse directamente sobre la fuente de calor porque es un producto inflamable. También puedes poner unas gotas de esencia en un pañuelo, una almohada, especialmente esencias balsámicas, en el recipiente de agua de calentamiento, en un humidificador preparado para el uso de esencias o incluso en un nebulizador. Esta práctica de nebulizar las esencias del ambiente tiene un alto poder antiséptico y es muy útil para depurar el aire de las habitaciones de los enfermos.

Inhalaciones
Se añaden de 5 a 8 gotas de esencia en un cuenco pequeño con agua hirviendo y los vapores se respiran con un paño sobre la cabeza. Este método es particularmente útil para tratar afecciones del tracto respiratorio.

Fricciones
Se utilizarán 2 o 3 gotas de esencia diluidas en una base alcohólica para frotar en la región cutánea correspondiente al órgano afectado (por ejemplo, en el pecho por tos o bronquitis) hasta calentar la zona.

Pediluviums , maniluviums y semicupios
Se añaden de 4 a 5 gotas de esencia en un bol con agua fría o caliente, según las necesidades, y se mantienen los pies sumergidos durante unos 10 minutos. Se debe seguir el mismo tratamiento en el caso de las manos o para el bidé.

Riego Interno
Se añaden de 4 a 5 gotas de esencia en agua muy caliente, dejándola enfriar unos minutos. Se utilizará para lavados vaginales o de lavado.

Enjuagues y gárgaras
Se añaden de 2 a 3 gotas de esencia en un vaso de agua hervida para enjuagues o gárgaras en caso de inflamación de las mucosas de boca y garganta.

Fuente de información:
https://touchofsynergy.com/blogs/essential-oils/ways-to-use-essential-oils-by-external-means
https://touchofsynergy.com/blogs/essential-oils/can-essential-oils-be-ingested
https://touchofsynergy.com/blogs/essential-oils?page=1

7/7
X